Museo de la Inmigración Alemana – La Casa de los Abuelos

La idea de dotar de un Museo a la comunidad se materializó cuando la Municipalidad de Capioví incorpora al Patrimonio Municipal una vivienda típica, para tal fin y así proteger y conservar el patrimonio cultural y arquitectónico. El mismo fue inaugurado el 26 de noviembre de 2006. Restaurar y poner en valor la casa llevó un trabajo de dos años, al mismo tiempo que se visitaba a las familias pioneras pidiendo objetos en calidad de donación o préstamo. La vivienda fue declarada Monumento Histórico Municipal, Ordenanza 268/05, a los efectos de su protección, conservación y salvaguarda como inmueble parte del Patrimonio Cultural de Capioví.

El Museo fue creado con el fin de albergar la historia de los pioneros y fundadores del pueblo a través del rescate de objetos antiguos, anécdotas, experiencias de vida y todo aquello que pueda crecentar el acervo cultural , conservar la identidad de Capioví y conocer la historia de los que, con tesón y mucho esfuerzo, forjaron estas tierras y lograron dejar marcadas sus huellas en un pueblo pujante, que cumpliendo sus cien años de vida mantiene viva muchas de las costumbres y tradiciones como el sentido de pertenencia, la Cooperación, la música, ser Capital Provincial de la Música Cervecera, la Flor Oficial, la Navidad en Capioví y la lista podría seguir.

El Museo se emplaza en una antigua casona, de construcción típica alemana que data del año 1931. Fue construida para ser vivienda de la Familia Flach, formada por el matrimonio de Augusto y Litvina Kunrath junto a sus hijos. Fue refaccionada dos veces, alrededor del año 1950, cuando utilizan parte de la galería del frente para hacer otro dormitorio y en el año 1965 el carpintero Wilhelm Mattje quita el techo, que era empinado y muy alto, para colocar uno de menor pendiente que aún hoy se conserva.

La casa en sí misma forma parte importante del patrimonio arquitectónico del pueblo. Conserva de manera intacta la arquitectura propia de la cultura alemana de principios del siglo. Es una técnica constructiva llamada “Fachwerk” que se realiza como en su patria natal: la base era una estructura de gruesas vigas de madera dura, las que fueron talladas a mano en los primeros tiempos, unidas con tarugos de madera. Una vez levantado y techado este esqueleto, se rellenaban los huecos con ladrillos unidos con barro, siendo luego revocados.

La vivienda tiene valor afectivo para la familia y varios vecinos del lugar. Fue una casa siempre abierta, que recibía a todo aquel que llegaba a Capioví desde los puntos más distantes, por algún trámite o diligencia. Recibía los días domingos a los feligreses que venían a la “antag” o a la misa cuando llegaba algún sacerdote, o a los niños que venían a catequesis. Después de la misa desayunaban, adultos o niños, Lidvina los esperaba con la mesa puesta y el desayuno preparado: leche, pan recién horneado, mermelada, etc. También merendaban y almorzaban algunos jóvenes y padres de familia que colaboraban y aportaban su trabajo en la construcción de la iglesia y se internaba algún enfermo o quien necesitara atención permanente de la enfermera Hna. Leopolda.

La Casa-Museo se encuentra divida en 6 salas y un Paseo Cultural.

Sala “Los Pioneros”
En este espacio se encuentran representadas casi todas las familias fundadoras, a través de cuadros matrimoniales y/o familiares. En las vitrinas (originales de la época) se observan objetos de uso personal y cotidiano.

Sala “Padre José Marx”
Luego del fallecimiento del Padre José Marx SVD, en el año 2009, el Museo cede este espacio a la Fundación del Padre Marx para albergar sus objetos personales; constituyéndose así el único espacio público donde se exponen objetos y se puede conocer sobre su vida y obra.

Sala “El Dormitorio”
representa cómo eran las habitaciones de aquella época, con sus típicos colchones de chala y las camas de hierro. Además se pueden apreciar objetos que nos remiten al rol fundamental de la mujer en lo que respecta a la costura, al tejido y al bordado; tareas que las realizaba por la noche, cuando toda la familia se encontraba descansando.

Sala “El Comedor”
Es la sala más versátil del Museo, pues es la que se monta y se desmonta siempre que se organizan muestras temporarias. En este momento allí se encuentra la muestra “Nacer en Capioví, Infancia del Siglo XX”. En caso contrario, se observa la mesa servida, con recreación de la comida de la época.

Sala “La Cocina”
Esta sala propone representar la típica cocina de la época. Es una de las primeras casas que posee la cocina incorporada a la vivienda, ya que por lo general las cocinas estabas separadas por un pasillo para prevenir incendios.

Sala “Galería de Herramientas”
Es la parte trasera de la Casa, se dedicó un espacio a todas las herramientas que fueron creadas para poder trabajar más y mejor.

“Paseo Cultural”
Es el parque del Museo con objetos antiguos expuestos. Se pueden observar árboles nativos y flores de estación, como así también dos plantas de la Flor Oficial de Capioví, que es la Camelia.

Es un Museo Municipal, de entrada libre y gratuita. Desde su reapertura en el año 2017, el Museo se planificó y se reorganizó como una institución abierta a la comunidad con actividades que convoquen e inviten a la participación del municipio.
Se diseñó un programa anual educativo, respetando los ciclos y adaptando el nivel de los alumnos al contenido del Museo. Incluyendo a todas las escuelas del Municipio. El lema que rige el trabajo es ser un Museo que forme parte de la memoria colectiva, que sea una institución referente; lográndose con cada una de estas actividades, que el Museo esté presente en cada niño, ya que todos los años existen actividades diferentes que los hacen participar y divertirse aprendiendo nuestra historia.

Compartir

Sitio en construcción

Disculpe las molestias

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux